"...Comienzo hoy un camino que no sé donde me llevará,ni con qué me sorprenderá ;solo sé que quiero recorrerlo despacio, observando todo lo que ocurre ,saborearlo,sentirlo y dejarlo que me vaya acercando a tí...." ( Febrero 2013).

sábado, 11 de mayo de 2013

LA GRAN QUIMERA




¿Somos libres?






    Tengo el convencimiento de que la verdadera libertad no existe. Es una quimera que nos han vendido las religiones, las televisiones, los libros de autoayuda y la propaganda, entre otros. Es la gran quimera.
     No somos libres. Nunca. Creemos que decidimos y realmente hacemos lo que nos dicta la conciencia, el entorno, las creencias o emociones como la ira, el odio o el amor.
       Ni en la vida ni en la muerte ni en el funcionamiento de nuestro propio cuerpo. Ni si quiera en la elección y/o conservación de un amigo. Todo nos viene impuesto desde fuera: desechamos o admitimos algo en base a ideas que nos han ido creciendo dentro alimentadas por la influencia que el entorno ejercía en nosotros. Entorno confeccionado por políticos, educadores o empresarios con intereses  similares y que sujetan los hilos que mueven este mundo nuestro.
       Hasta en la elección de un simple yoghourt se evidencian coacciones a la libertad que tienen más que ver con cuestiones médicas y dietéticas que bombardean diariamente nuestro oídos o con el impulso íntimo que nos pide satisfacer un deseo  y que no podemos reprimir que con decisiones totalmente basadas en nuestra razón con el único fin de alimentar a nuestro cuerpo.




       
 Desde siempre se ha luchado y peleado por ella, creyendo encontrarla en muchas de nuestras acciones. Pero no existe. Simplemente nos dejamos llevar de acá para allá, y, a veces, acertamos y nos sentimos bien. Y entonces creemos que somos libres.




No hay comentarios:

Publicar un comentario